Descubriendo MATARRAÑA con NIÑOS

Destinos
29 de septiembre 2016

LA TOSCANA ESPAÑOLA

Un lugar donde la magia de su luz lo envuelve todo. Un lugar donde el tiempo se detiene, donde encontrar un bello rincón es sencillo y donde fotografiar una postal es fácil. Hoy nos damos un paseo por la comarca de MATARRAÑA, un destino donde pasar tiempo en familia disfrutando de la naturaleza, del encanto de sus pueblos, de la amabilidad de sus gentes y, como no, de su buena mesa.

Matarraña es una comarca ubicada en la provincia de Teruel colindante con Cataluña y la Comunidad Valenciana, lo que le confiere un amplio abanico de tradiciones y costumbres. Sus paisajes de olivos y almendros, hacen que la tranquilidad y el sosiego se apoderen de uno, incluidos los niños, la paz de su ambiente es un relajante natural para los pequeños incansables.

¿Queréis visitar Matarraña? En nuestro BUSCADOR encontrarás los alojamientos perfectos.

Uno de los grandes atractivos de esta comarca, es el río que le da nombre, el Matarraña. Sin duda es la guinda del pastel para todos los miembros de la familia, pero muy especialmente para los niños. Para poder disfrutar de las aguas cristalinas de este río, sin lugar a dudas, el mejor sitio es el pueblo de Beceite. Una pequeña localidad llena de encanto rodeada de olivos. Es de visita obligada la ruta de El Parrissal, una caminata de más o menos tres horas ( ida y vuelta), por donde los niños podrán cruzar por pasarelas, andar por el agua (ojo!llevar calzado adecuado), pasar por estrechos...toda una aventura en la que se disfruta de las maravillas que brinda el entorno. Incluido el vuelo majestuoso de los buitres en las alturas. Si preferís descansar pero tener la oportunidad de pegaros un bañito (si el tiempo acompaña) en aguas más que fresquitas, Beceite tiene de una piscina natural, L'Assut, una playa de montaña de muy fácil acceso y perfecta para estar en familia.

Pero si sois de los que buscan una ruta con la posibilidad de ir refrescándose cada vez en una poza diferente, vuestro plan es la Peixera, un recorrido de unos cinco kilómetros desde Beceite, donde el río Ulldemó va formando pequeñas piscinas naturales de aguas cristalinas. Como veis estas rutas de agua son el plan perfecto para que los niños se lo pasen ¡BOMBA!.

¿Os gusta la escalada?, aquí también ahí sitio para las familias más aventureras. Las Rocas de Masmut, en Peñarroya de Tastavins, son un conjunto de paredes verticales de unos 100 metros de altura. Un plan perfecto para compartir con los niños más mayores. Si buscáis algo más tranquilo pero que entusiasme a los niños, no podéis dejar de visitar los fósiles de los animales más sorprendentes que han pisado la tierra, los dinosaurios.

Matarraña cuanta con pueblos preciosos, en concreto con 18, entre los que se encuentra Calaceite y Valderrobres, dos de los municipios que componen los "Pueblos más bonitos de España".

Recorrer las calles de Calaceite y perderse en el tiempo es fácil. Un pequeño pueblo que vale la pena conocer admirando la belleza de sus casas, con uno de los cascos urbanos medievales mejor conservados. Además, no me lejos de allí, se puede visitar un poblado Íbero, donde los niños podrán imaginar como vivían aquellas gentes recorriendo sus calles y recreando sus vidas. ¡Las vistas desde el poblado son espectaculares.!

Una aventura sin un toque medieval no es una aventura, para ello visitemos el pueblo de Valderrobres. Un municipio más que pintoresco donde vais a querer sacar fotografías de cada uno de sus rincones, pero sobretodo de su majestuoso castillo, su verdadera seña de identidad. Un laberinto de calles medievales con mucho encanto que ayudan a retroceder en el tiempo.

Otro plan que puede resultar divertido para hacer en familia, es recorrer la vía verde que va desde Alcaniz hasta Tortosa, alquilando bicicletas o una bicicleta familiar de 4 plazas, en las diferentes empresas especialistas. Os aseguramos que la diversión esta servida. Se puede hacer entera o por tramos. A partir de Valderrobres, todo el tramo es baja, así que para los más perezosos o familias que van con niños pequeños, empezar a partir de aquí y dedicaros a disfrutar del paisaje, que es una verdadera maravilla. Cruzareis puentes, túneles donde es necesaria la ayuda de una linterna, podréis hacer paradas en las diferentes "estaciones de tren" y reponer fuerza con algún tentempié que llevéis. Por que eso sí, preparar una mochila con agua y algo de comer para el camino, agradeceréis hacer algún alto para descansar y colmaros de la paz de estos lares.

Si con esto no tenéis suficiente, podéis añadir a vuestra lista de visitas el resto de municipios que componen esta preciosa comarca. Su amplio patrimonio cultural que terminará por enamoraros. Y ni que decir del encanto de sus gentes, cercanas y amables que seguro os ayudarán a encontrar esos pequeños lugares que sólo ellos conocen.

Sin duda, Matarraña es un destino que conserva intacto el encanto de las tradiciones y de "otros tiempos". Allí parece que la prisa desaparezca para simplemente dar paso a la toma de conciencia del "aquí y ahora". A través de las diferentes rutas, tanto naturales como culturales, la familia entera podrá conocer mejor esta comarca que sin duda se caracteriza por la luz y color de sus paisajes tranquilos.

¿Queréis visitar este pequeño remanso de paz? ¡Conoce MATARRAÑA!
¿Donde dormir? Pincha
aquí


DESTINOS CHILDREN FRIENDLY


SELLO PARA HOTELES CHILDREN FRIENDLY