Disfrutando de la Vall d'Aran en familia

Destinos
18 de septiembre 2017

ESCAPADA EN FAMILIA

Cuando nos viene a la mente el precioso Vall d'Aran, vemos montañas nevadas, estaciones de esquí, momentos delante de la chimenea....Pero...este lugar esconde mucho más fuera de temporada de invierno.

Sus paisajes, gastronomía, cultura, espacios naturales....son más que razones suficientes para disfrutarlo con los niños. En este post os vamos a acercar algunos de los parajes y planes que podéis hacer en familia en esta parte del Pirineo Catalán. ¿NOS ACOMPAÑÁIS?

No olvidéis visitar nuestro BUSCADOR para encontrar hoteles para ir con niños en el Vall d'Aran

¿Por dónde empezamos?. Un buen comienzo sería visitar la capital de la comarca, Vielha. Un municipio con muchísimo encanto, bañado por el río Garona, y donde podréis encontrar multitud de oferta gastrómica y de hoteles para ir con niños, donde reponer fuerzas y descansar para poder seguir conociendo el patrimonio de esta preciosa ciudad. El contraste de zonas comerciales con todo tipo de tiendas y las pequeñas calles empedradas con casas de piedra, hace de Vielha una ciudad con mucho duende.

Si os gusta disfrutar de la belleza y tranquilidad de los pueblos pirenaicos, el Vall d'Aran escode una lista de municipios donde estamos seguros disfrutaréis con los niños conociendo su historia: Les, Tredòs, Montgarri, Gausac, Bossots, Arties o Baqueira...son sólo algunos de los pueblos que podréis visitar.

El Vall d'Aran esconde multitud de senderos de los que se pueden disfrutar en familia. Bosques encantados, estanques y lagos donde habitan seres mágicos, picos y montañas que esperan ser coronados...Hay para todas las edades y gustos, desde los más fáciles a los más complicados. Nosotros os vamos a dejar algunos de ellos, para que cada familia elija el que más se adapta a cada uno de sus miembros de la familia.

  • Artiaga de Lin y Uelhs deth Joeu: Aquí podréis disfrutar con los niños de unos de los maravillosos espectáculos que nos ofrece la naturaleza en estas tierras, el nacimiento del río Joeu. Durante los meses de verano, el acceso a la Artiaga de Lins, se hace mediante un tren turístico que parte desde el aparcamiento de la ermita de la Mair de Diu dera Artiaga. Sin duda una de las atracciones preferidas de los niños y que os dejará en el aparcamiento de Uehls deth Joeu. Desde allí un camino que acompaña al río nos llevará hasta el nacimiento del río Joeu. Éste curioso río comienza su aventura en Farau d'Aigualluts, a los pies del pico Aneto, y recorre unos 3.6 kilómetros por caminos subterráneos hasta que emerge con fuerza en forma de cascada.

Tras cruzar el puente y subir unas escaleras de madera seguiremos una senda rodeada de bosque hasta llegar al Plan de Artiaga de Lin, un enorme pasto rodeado de montañas y bosque donde la luz cobra un tono especial. Desde aquí llegaremos al Aparcamiento de Artiaga de Lin, desde donde el tren turístico, mientras los niños disfrutan del trayecto, os devolverá al punto de partida.

  • Pla de Beret y Montgarri: Visitar el Pla de Beret fuera de la temporada de nieve puede resultar un plan perfecto para hacer en familia. Cuenta la leyenda que el Pla de Beret fue un lugar donde las brujas realizaban sus encuentros mágicos, quizá por ello tiene un encanto especial. Durante los meses de verano se puede disfrutar de ver caballos y vacas junto a sus crías pastar por estos prados.Además se puede subir en telesilla hasta una cota superior desde donde se puede disfrutar la vista de todo el valle.

Desde el Pla podremos seguir un camino que transcurre por los pastos, el cuál se adentrará, un poco después, en un bosque, para llevaros hasta el santuario de Montgarri. Sin duda una ruta de fácil acceso y la que os regalará multitud de fotografías en familia para vuestro albúm particular.

  • Refugio de "Els Colomers": Esta ruta requiere algo más de preparación física o ser una familia acostumbrada a realizar rutas con algo más de dificultad. Comienza desde Salardú, por donde se accede al aparcamiento de Banhs de Tredós, donde se encuentra el hotel balneario con el mismo nombre. Aquí os proponemos hacer la "ruta larga" que empieza en el aparcamiento, vale la pena sólo por disfrutar de la belleza del entorno. Pero si lo preferís se puede acceder hasta "Crótze Còlomers" en coche y comenzar directamente desde allí. Durante los meses de verano el acceso hasta el punto de inicio, en coche está prohibido y debe hacerse en taxi 4x4. El camino que nos espera transcurre entre bosques y explanadas que sin duda evocarán la imaginación de los niños mientras los recorren. Sobretodo la experiencia de andar sobre el agua de las zonas anegadas gracias al espeso manto de prado, en otras ocasiones se camina sobre pasarelas de madera.¡Esta parte del recorrido les encantará a los niños!

El paisaje se vuelve más espectacular si cabe, cuando se llega hasta el Refugio de Els Colomers. Allí se encuentra el primer de los 7 lagos que se pueden visitar en la ruta de "los 7 lagos".

La vista del Estanh Major y del refugio es verdaderamente impresionante.

Después de un merecido descanso en el refugio, las familias más intrépidas pueden continuar desde aquí descubriendo el resto de lagos, o subir "un poquito" más por una pendiente algo pronunciada y ver el llac mort.

OS ADELANTAMOS QUE EL SILENCIO Y LA BELLEZA DEL PAISAJE DEJARÁ SIN ALIENTO A TODA LA FAMILIA

  • Bausén y el hayedo de Carlac: Una de esas rutas envuelta de auténtica magia. Bosques encantados habitados por seres de cuento, hayas con extrañas figuras que parecen cobrar vida a nuestro paso, sonidos de la naturaleza....todo hace que desde el primer momento esta aventura sea especialmente perfecta para disfrutar con los niños. Se comienza en el encantador pueblo de Bausén, sus calles empedadas, sus casa antiguas, y sus historias lo convierten en visita más que obligada.

Durante el trayecto oiremos en todo momento el rugir del rio Carlac, pasaremos por puentes, cruzaremos bosques de hayas y helechos que parecen ser sacados directamente de la prehistoria, hasta llegar al punto más alto del recorrigo, el Collado de Pan. Un circuito circular que hará que la familia al completo disfrute de esta experiencia en plena naturaleza.

¡¡A qué os han entrado ganas de descubrir esta parte de los Pirineos!!

Lugares llenos de luz, donde los colores, el rumor de las aguas y los olores se convierten en un verdadero disfrute para los sentidos. Lugares donde los niños no sólo disfrutaran de juegos al aire libre, donde su imaginación volará con cada tesoro encontrado, si no que además les acercamos un poquito más al amor y respeto por la naturaleza, acto que realizado en familia...llena muchísimo más.

¿Ya tenéis decidido descubrir este precioso rincón de los Pirineos? No olvidéis visitar nuestro buscador pinchando AQUÍ para encontrar el hotel perfecto para ir con niños



DESTINOS CHILDREN FRIENDLY