VALENCIA, tierra de contrastes

Selección Viajes
20 de septiembre 2015

ESCAPADAS DE OTOÑO CON NIÑOS

El otoño siempre trae un aire especialmente melancólico, y por qué no…bohemio. Os proponemos una escapada a una ciudad donde poder disfrutar en familia de las pequeñas cosas como, una playa tranquila, ciencia, pasear por hábitats de países lejanos, disfrutar de un atardecer con vistas a un hermoso lago o recorrer un casco antiguo….

Sí, esta vez nos vamos a Valencia. Ésta ciudad, a orillas del Mediterráneo, ofrece una gran variedad de actividades y rincones para disfrutar con los niños, y además…disfrutar los adultos. Una mezcla entre naturaleza y aires urbanos, que esconde un sin fin de posibilidades para todos los gustos.

Su casco antiguo repleto de callejuelas con suelo empedrado, está bañado de historia y cultura. Las Torres de Serrano, parte de la antigua muralla que protegía a la ciudad, cuentan historias de guerreros y dan la bienvenida al visitante a la Ciutat Vella.

Entre otros muchos lugares de visita obligada se encuentra:

  • La Catedral: Conjunto histórico de gran valor cultural. Se dice que en ella se guarda el Santo Grial.
  • El Micalet: vale la pena subir los 203 escalones para disfrutar de las vistas.
  • Plaza de Santa Catalina: Parada obligada a saborear una buena horchata para poder continuar el camino.
  • La Lonja: Uno de los edificios más emblemáticos de Valencia.
  • Plaza Redonda: Lugar pintoresco donde los haya, donde se puede encontrar casi de todo. A un par de minutos a pie se encuentra la plaza Lope de Vega, donde está el edificio más estrecho de Europa, El Metro.
  • Palacio de Marques de Dos Aguas: Un maravilloso edificio que vale la pena visitar, en su interior se encuentra el Museo Nacional de Cerámica.

Si lo que buscáis es pasear entre la naturaleza sin salir de la ciudad, sin duda el antiguo cauce del Rio Turia es el lugar perfecto. Uno de los parques lineales más largos de Europa y el pulmón de la ciudad, aquí se encuentra la Ciudad de las Artes y las Ciencias o el Gulliver, un gigante de toboganes que convierte a los niños en pequeños liliputienses. Puede ser divertido recorrerlo en bici de principio a fin e ir haciendo paradas para descubrir todos sus secretos. Otros parques emblemáticos de la ciudad son el Parc de CapÇalera y su gran embarcadero, Los Viveros, Jardín Botánico o los Jardines de Montforte.

Pero no se puede visitar Valencia y no visitar el Mediterráneo. La playa de la Malvarrosa y su paseo ofrecen todos los ingredientes perfectos para disfrutar del mar en esta época del año. La temperaturas suaves y la tranquilidad de estos meses hacen que se disfrute de la playa ya sea construyendo castillos de arena, con un baño o practicando algún deporte.

La gastronomía valenciana, unos de los puntos fuertes de esta tierra, se basa en la dieta Mediterránea, de todos son conocidos los famosos arroces, así que, no hay mejor manera para recuperar fuerzas que comer una buena paella, por ejemplo, con la Albufera de fondo, después de haber jugado al escondite entre las “guaridas” y las dunas de la Dehesa del Saler.

¿Alguien puede resistirse a una escapada así?

Donde dormir: Desde Children Friendly os proponemos tres alojamientos premiados con nuestro distintivo para que escojáis el que mejor se adapte a vuestros gustos. En ellos, los niños se encontraran como en casa. Reserva directa con pago al hotel.

Descubrid todos los detalles que tienen preparados para los niños reservando desde www.children-friendly.com

Hotel Balandret: hotel boutique con vistas al mar y a pocos minutos del centro de la ciudad.

Hotel Petit Palace Germanias: para las familias más urbanistas que buscan la comodidad en una ubicación céntrica.

Resort El Oasis: para los que buscan la comodidad de una villa privada y a tan solo 15 minutos de Valencia.

¿Y si aprovechamos los rayos de sol que nos ofrece Valencia durante el otoño? ¿Nos vamos?

SELECCIÓN ESCAPADAS