Cómo visitar un MUSEO con NIÑOS y no morir en el intento.

Consejos Viajeros
07 de septiembre 2017

ES HORA DE IR "DE MUSEOS" CON LOS NIÑOS

Con unos cuantos consejos, visitar un MUSERO DE ARTE con los NIÑOS puede dejar de ser una misión imposible.

viajar-con-niños

Cuando viajamos con niños o salimos de ocio con ellos, sacrificamos nuestras preferencias de adultos para que los más pequeños se lo pasen lo mejor posible. Pero en determinadas ocasiones y sobre todo, a partir de cierta edad, podemos empezar a inculcarles el gusto por visitar museos y exposiciones de arte y nosotros, los papás y las mamás, volver a disfrutar de ellos.

Para poner en marcha nuestro nuevo objetivo, te damos unos cuantos consejos y ponerlos en marcha en vuestro próximo VIAJE EN FAMILIA!!!!

Planifica tu viaje en familia con
www.children-friendly.com

  • Lo primero que hay que hacer al planificar un viaje, si tenéis mucho interés en visitar un museo o exposición de arte, es comprar las entradas por internet. Os ahorraréis colas en las que los niños pueden inquietarse y cansarse antes de hora. Si para nosotros es tedioso esperar, para ellos mucho más. Si aún así debéis que guardar cola, jugad con ellos al veo-veo, los acertijos,... o que un adulto se quede guardando turno mientras otro se va con ellos para que puedan moverse más de lo que una fila permite.
  • Es cierto que muchos museos hoy en día preparan actividades para niños, cosa que es de agradecer. Así es que cuando tengáis previsto visitar una exposición o algún museo, informaos bien del calendario de talleres.
viajar-con-niños

  • Antes de nada, hay que explicarles bien las normas del museo y por qué existen dichas normas. Lo valioso del patrimonio artístico y cultural y el respeto que este merece. A los más pequeños les va a costar entender esto, por eso debemos estar siempre pendientes de ellos y aconsejamos que vaya un adulto por cada menor (si ya camina, corre y vuela solo!)
  • Los museos suelen ser muy grandes. Tenemos que tener claro que con ellos no vamos a poder verlo todo. Elegid las salas que más os interesen y el resto, ya lo veréis en la próxima visita.
  • Cuando planifiquéis una escapada a un museo con niños, lo ideal es acompañarlo con un alojamiento donde los niños se puedan sentir a gusto, para ello os dejamos el enlace de nuestras selección de hoteles ideales para ir con niños.
Los mejores HOTELES para ir con la FAMILIA aquí
  • De las salas elegidas, informaos antes de entrar lo qué veréis, así podréis contar a los niños de lo qué van a visitar: hablarles del autor, del contexto histórico, del estilo artístico, de la técnica... hay muchas posibilidades, todo va a depender de la edad de vuestros hijos, pero a partir de los 6 o 7 años ya pueden recibir cierta información, adaptándola siempre a su capacidad de entendimiento y a su nivel de lenguaje. De esta forma crearéis en ellos cierto interés por lo que van a ver.
  • Una vez dentro, con los niños entre 4 y 8 años, es interesante que planteéis juegos. Lo que pretendemos es que observen la exposición pero siempre pensando en su universo infantil, como mejor se aprende es jugando. Cómo lo podéis hacer.... pues echándole un poco de imaginación. Os damos algunas posibilidades:

- localizar objetos o personajes en los cuadros, o detalles de las obras artísticas.

- Intentar descifrar el mensaje de la obra o describir la escena que están viendo.

- Observar el cuadro en busca de los colores más presentes.

- Elegir la obra que más les gusta, la más grande, la más pequeña, con más personajes...

- Y todo lo que se os pueda ocurrir, nadie mejor que vosotros conocéis a vuestros hijos.

  • Como ya os hemos dicho, tenéis que acotar bastante la visita. Siempre se puede hacer un descanso, muchos museos tienen espacios para ello, o acudir a la cafetería a por un tentenpié. Así es que unas dos horas durará como mucho la visita, aunque siempre tenéis que tener en cuenta que se puede interrumpir en cualquier momento.
  • No pretendáis que los niños salgan con datos memorizados. Lo más importante, sobre todo en las primeras visitas culturales, es que hayan sabido respetar y que hayan sentido cierto interés.
  • Estos consejos se pueden aplicar también si lo que queréis visitar es un edificio histórico o monumento, ya sabéis que lo que tenéis que conseguir es crear interés y atención en los peques y que entrar lo vean como un juego, con normas, pero un lugar donde pueden disfrutar.

Ahora solo falta que os lancéis, si todavía no lo habéis hecho. Y si tenéis otro método o consejo útil ¡compartidlo! Y sobretodo...

¡¡¡DISFRUTAD DE LA EXPERIENCIA CON VUESTROS HIJOS!!!

viajar-en-familia


CONSEJOS VIAJEROS


sello hoteles children friendly