Enigmático y apasionante: TAILANDIA con niños

Destinos
06 de diciembre 2015

TAILANDIA EN FAMILIA, EL VIAJE PARA LOS MIL RECUERDOS

Si nunca habéis estado o sois de los que ya lo visitasteis antes de tener hijos, si vuestra ilusión es pisar el sudeste asiático, es hora de poder redescubrir este mágico destino que será una gran aventura tanto para los padres como para los más pequeños de la familia.

Tailandia puede presumir de una gran diversidad como destino turístico, además de disfrutar de un clima agradable y gozar de una gran infraestructura para el viajero.

Playas realmente paradisíacas, selva, montañas, paisajes de los que te dejan boquiabierto, templos, palacios, mercados, fauna y flora abrumadora…

Difícil selección, por lo que vamos a recomendar varias zonas donde elegir para confeccionar un buen viaje a Tailandia con niños. Según gustos e intereses de toda la familia, se pueden ampliar o reducir más días en cada una de las zonas:
  • BANGKOK
  • CHIANG RAI
  • CHIANG MAI
  • Playa a elegir… Krabi, Koh Samui, Phuket, Koh Phangan, Koh Tao…

En Bangkok, una bulliciosa capital repleta de actividades y lugares que ver, quizás sea lo más intenso del viaje, por lo que os recomendamos evitar las horas del medio día para huir de los atascos y del intenso calor y escoger un alojamiento con piscina y zona verde, para poder alternar las visitas con tiempo de relax y diversión para los niños. Aprovechad las mañanas y las tardes-noches para realizar las visitas:

-Una excursión por los canales les hará ver la gran diversidad y choque entre las casas más humildes y observar la vida tradicional de los tailandeses a orillas del río en contraposición a la gran urbe con rascacielos en la parte rica de la ciudad

-El Templo de Wat Pho, uno de los budas reclinados más grandes del mundo, con 46 metros de largo y 15 de alto. Les impresionará a la vez que será una buena ocasión para explicar las riquezas culturales y diversidad de religiones existentes.

-Mercados: una visita al anochecer para ver el ambiente nocturno, luces, música, compras para todos y degustación de la comida callejera. Siempre podréis encontrar platos suaves para los niños a base de arroz blanco (pegajoso) o frito con brochetas de pollo que están realmente deliciosos. Por si acaso aprenderos esta frase en tailand´ws: “mai phet” ( que significa not spicy).

-Montar en Tuk-Tuk: Esto es algo que a los niños y no tan niños les encanta, jejeje.

-Visita al Gran Palacio Real, este palacio puede dar para mucho, pero con niños, con una visita rápida será suficiente.

-Darse un masaje en familia (dependiendo de la edad, claro): No os podéis marchar de Tailandia sin haber disfrutado de un masaje clásico tailandés, y ¿Qué tal un masaje de pies para todos?

En Chiang Rai, quizá esta zona la dejaría para ir con niños más mayores o adolescentes, es la zona más septentrional de Tailandia y una de las áreas más rurales del país.

Allí se encuentra el “Triangulo del oro”, lugar donde confluyen 3 países (Birmania (Myanmar), Laos y Tailandia).

Actividades como realizar una ruta de senderismo, descender ríos con balsas de bambú y bañarse en cascadas de ensueño, ir a un campamento de elefantes, visitar tribus milenarias o un paseo tranquilo en barca por las turbias aguas del río Mekong. Aunque Tailandia sea uno de los países más turísticos del sudeste asiático, todavía se pueden encontrar rincones realmente auténticos.

En Chiang Mai, es el lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza, la cultura y los animales con todos los miembros de la familia.

-Escoger un buen campamento de elefantes que respete y cuide a los animales, los niños se maravillarán viendo cómo se bañan, juegan y se alimentan.

-Un toque de adrenalina, con las tirolinas sobrevolando la selva (normalmente a partir de 5 años).

-Un curso de cocina en familia, la comida tailandesa es fácil de preparar y los pequeños chefs estarán encantados de colaborar y aprender nuevos manjares.

-Mercados nocturnos: Como en casi toda Tailandia, hay un gran mercado que cobra vida al anochecer, dependiendo de las ganas y la edad de los niños, puede ser una buena opción y aprovechar para cenar en alguna terraza.

-Visitar Doi Suthep, que es el templo más sagrado de Chiang Mai, con unas vistas impresionantes al estar situado a unos 1000 metros de altitud. Para acceder a ´wl, se puede realizar a pie subiendo 309 escalones y al ir con niños, les encantará coger el funicular.

En la playa, aquí es donde se abre un gran abanico de opciones, según la época del año, haz zonas con mejor clima que otras, así que es cuestión de informarse bien.

Os recomendamos un alojamiento con buen acceso a la playa, con piscina y facilidades y entretenimiento para los niños.

Y si vuestros hijos son más mayores, podéis dar una vuelta en kayak, hacer snorkel e incluso acampar una noche por unos 5€ incluida la tienda y sentirse como un náufrago en mitad del paraíso.

Y ahora sí, simplemente a disfrutar de unos días de relax y diversión en un marco incomparable.

Descubrir otras culturas, entender otras religiones, probar nuevos sabores… ciudad, playa, selva y montaña. Un destino que os hará palpitar de emoción, un viaje de los que perduran intactos en la memoria del viajero y una gran experiencia y aprendizaje para compartir en familia.

¿Queréis viajar a Tailandia con niños?

Children Friendly y Flexible Travel (Laotratailandia y tuviajeatailandia), agencia especializada en este destino ubicada en Chiang Mai, se han unido para poder ofrecer a las familias un viaje único y totalmente adaptado para poder disfrutar de Tailandia en familia.

Aquí tenéis el FORMULARIO , escribidnos y nos pondremos en marcha para confeccionar un viaje 100% personalizado y resolver todas las dudas que os puedan surgir. Además podéis consultar el POST "STOP miedos, nos vamos a Tailandia con los niños" un post de nuestro blog muy tranquilizador donde se habla sobre las cuestiones que más preocupan a los padres.


SELECCIÓN GRANDES VIAJES

sello calidad Turismo familiar